Unveiling soul and kitchen guts
Croquetas de arroz, papa y quinua.
Esta receta era una de las clásicas de mi abuela que estoy seguro le va a encantar a todos los amantes de la “pega” o “cocuyo”. Originalmente son solo de arroz, pero quería probar que tal quedaban con un agregado de papa, adicionalmente en busca de incrementar la cantidad de proteína lo preparé con quinua y quedó delicioso.
Ingredientes:
1/2 taza de arroz.
1/4 taza de quinua lavada
1 papa mediana pelada y cortada en cubos
Cebolla cabezona
1 y 1/2 tazas de agua
1 huevo
2 cucharadas de mantequilla
Preparación:
Sofreír la cebolla cabezona cortada en pequeños cubos, agregar un ajo macerado cuando la cebolla esté transparente.
Agregar el arroz y saltearlo un poco en la cebolla y el ajo, agregar la quinua y la papa. Ponerle el agua y salpimentar al gusto.
Una vez el arroz esté listo, lo mezclamos con el huevo y la mantequilla pomada a temperatura ambiente. Debe quedar como una masa que permita su manipulación y fritura. Si el arroz tiende a separarse facilmente, podemos ponerle un poco más de huevo o mantequilla.
Freímos en abundante aceite las croquetas, poniendo cuidado en darles vuelta y darles un color dorado por ambos lados.
Retirar sobre papel absorbente y servir.
Tips y consejos: La receta que nos preparaba mi abuela la hacía con arroz “viejo”, el cual con el paso del tiempo comienza a deshidratarse y le da una textura mucho más crocante. Usualmente las acompañábamos con miel.

Croquetas de arroz, papa y quinua.

Esta receta era una de las clásicas de mi abuela que estoy seguro le va a encantar a todos los amantes de la “pega” o “cocuyo”. Originalmente son solo de arroz, pero quería probar que tal quedaban con un agregado de papa, adicionalmente en busca de incrementar la cantidad de proteína lo preparé con quinua y quedó delicioso.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de arroz.
  • 1/4 taza de quinua lavada
  • 1 papa mediana pelada y cortada en cubos
  • Cebolla cabezona
  • 1 y 1/2 tazas de agua
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de mantequilla

Preparación:

  1. Sofreír la cebolla cabezona cortada en pequeños cubos, agregar un ajo macerado cuando la cebolla esté transparente.
  2. Agregar el arroz y saltearlo un poco en la cebolla y el ajo, agregar la quinua y la papa. Ponerle el agua y salpimentar al gusto.
  3. Una vez el arroz esté listo, lo mezclamos con el huevo y la mantequilla pomada a temperatura ambiente. Debe quedar como una masa que permita su manipulación y fritura. Si el arroz tiende a separarse facilmente, podemos ponerle un poco más de huevo o mantequilla.
  4. Freímos en abundante aceite las croquetas, poniendo cuidado en darles vuelta y darles un color dorado por ambos lados.
  5. Retirar sobre papel absorbente y servir.

Tips y consejos: La receta que nos preparaba mi abuela la hacía con arroz “viejo”, el cual con el paso del tiempo comienza a deshidratarse y le da una textura mucho más crocante. Usualmente las acompañábamos con miel.