Unveiling soul and kitchen guts
Croquetas de arroz, papa y quinua.
Esta receta era una de las clásicas de mi abuela que estoy seguro le va a encantar a todos los amantes de la “pega” o “cocuyo”. Originalmente son solo de arroz, pero quería probar que tal quedaban con un agregado de papa, adicionalmente en busca de incrementar la cantidad de proteína lo preparé con quinua y quedó delicioso.
Ingredientes:
1/2 taza de arroz.
1/4 taza de quinua lavada
1 papa mediana pelada y cortada en cubos
Cebolla cabezona
1 y 1/2 tazas de agua
1 huevo
2 cucharadas de mantequilla
Preparación:
Sofreír la cebolla cabezona cortada en pequeños cubos, agregar un ajo macerado cuando la cebolla esté transparente.
Agregar el arroz y saltearlo un poco en la cebolla y el ajo, agregar la quinua y la papa. Ponerle el agua y salpimentar al gusto.
Una vez el arroz esté listo, lo mezclamos con el huevo y la mantequilla pomada a temperatura ambiente. Debe quedar como una masa que permita su manipulación y fritura. Si el arroz tiende a separarse facilmente, podemos ponerle un poco más de huevo o mantequilla.
Freímos en abundante aceite las croquetas, poniendo cuidado en darles vuelta y darles un color dorado por ambos lados.
Retirar sobre papel absorbente y servir.
Tips y consejos: La receta que nos preparaba mi abuela la hacía con arroz “viejo”, el cual con el paso del tiempo comienza a deshidratarse y le da una textura mucho más crocante. Usualmente las acompañábamos con miel.

Croquetas de arroz, papa y quinua.

Esta receta era una de las clásicas de mi abuela que estoy seguro le va a encantar a todos los amantes de la “pega” o “cocuyo”. Originalmente son solo de arroz, pero quería probar que tal quedaban con un agregado de papa, adicionalmente en busca de incrementar la cantidad de proteína lo preparé con quinua y quedó delicioso.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de arroz.
  • 1/4 taza de quinua lavada
  • 1 papa mediana pelada y cortada en cubos
  • Cebolla cabezona
  • 1 y 1/2 tazas de agua
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de mantequilla

Preparación:

  1. Sofreír la cebolla cabezona cortada en pequeños cubos, agregar un ajo macerado cuando la cebolla esté transparente.
  2. Agregar el arroz y saltearlo un poco en la cebolla y el ajo, agregar la quinua y la papa. Ponerle el agua y salpimentar al gusto.
  3. Una vez el arroz esté listo, lo mezclamos con el huevo y la mantequilla pomada a temperatura ambiente. Debe quedar como una masa que permita su manipulación y fritura. Si el arroz tiende a separarse facilmente, podemos ponerle un poco más de huevo o mantequilla.
  4. Freímos en abundante aceite las croquetas, poniendo cuidado en darles vuelta y darles un color dorado por ambos lados.
  5. Retirar sobre papel absorbente y servir.

Tips y consejos: La receta que nos preparaba mi abuela la hacía con arroz “viejo”, el cual con el paso del tiempo comienza a deshidratarse y le da una textura mucho más crocante. Usualmente las acompañábamos con miel.

Tartaletas de quinua con tomates secos y quesos maduros

En mi búsqueda investigativa de comida saludable y rica, hace un par de meses empecé a hacer pruebas con alimentos de altos contenidos nutricionales y bajas cantidades de grasas y azúcares. En esta ocasión salieron unas deliciosas tartaletas de quinua bastante italianudas. Es una receta bastante fácil de alto contenido proteico y la grasa que tiene es básicamente el aporte que le dan los quesos. Perdonarán la falta de rigurosidad en cantidades e ingredientes, pero en el momento de crear a veces te dejas llevar por el corazón y cuando te das cuenta, la razón se quedó un par de cuadras atrás. 

Ingredientes:

  • 1/2 taza de quinua
  • 1 taza de agua
  • 1 huevo
  • Tomates secos
  • Aceitunas
  • Queso crema
  • Quesos al gusto: Pera, parmesano, gruyère, emmental, etc.
  • Especias al gusto: Orégano, tomillo, laurel, albahaca, etc.

Preparación:

  1. Lavar muy bien la quinua sobre un colador, hasta que el agua salga clara.
  2. Poner a hervir con el agua como si fuera arroz y cocinar a fuego medio-bajo. La quinua tiene dos puntos de cocción: cuando hay un punto blanco en la mitad y transparente a los lados es que está a medio punto, cuando se transparenta en la mitad y el rededor se vuelve blanco es que ya está lista. Filtrar y reservar.
  3. Mezclar el huevo con el queso crema, las especias, pimienta y una cucharadita de sal hasta que quede homogénea la mezcla.
  4. Incorporar la mezcla de huevo con la quinua, agregar los quesos rayados, los tomates secos y las aceitunas en cubos pequeños.
  5. Salpimentar la mezcla si se necesitara, teniendo cuidado de no excederse ya que en general los quesos maduros tienen un aporte de sal a la preparación.
  6. Verter la mezcla en un molde grande o pequeños moldes individuales, ligeramente engrasados.
  7. Hornear a 180ºC. Como la quinua ya está cocida, sólo se necesita cuagular el huevo y darle un poco de color a la preparación. Está listo cuando al introducir un palillo, este sale limpio.

Tips y consejos: Todos los saborizantes son reemplazables y de variables proporciones, si no se quiere un sabor muy marcado a quesos maduros, se incrementa la cantidad de queso pera y viceversa, puede o no llevar aceitunas, mezclas de sólo tomates, orégano y albahaca son también deliciosas. Un pequeño toque de jengibre en polvo le puede llegar a aportar un interesante sabor a la preparación.